domingo, 3 de febrero de 2013

Victoria de los cadetes en una remontada de las de época

ESTUDIANTES PONTEVEDRA, 77-CB ARTAI A, 81

ESTUDIANTES PONTEVEDRA (31+15+9+22): Gómez (10), Buceta (9), Castro (13), Filgueira (14), Díaz (19)-cinco inicial-Mesa (10), Chaos (2), Radio, Gómez, Noguera  y De los Santos.

CB ARTAI (10+25+19+27): Carlos (17), Manu (11), Marcos (4), Jorge (35), Xabi (8)-cinco inicial-Jaime (4), Diego, Pablo, Fidi, Alex y  Dani (2)

ARBITROS: Loira y Valcarcel, sancionaron con 23 faltas a los locales, además de dos técnicas al banquillo local y con 25 a los carballeses. Dos eliminados, Filgueira por parte local y Xabi por parte carballesa

INCIDENCIAS: Buena entrada de aficionados en el pabellón de A Xunqueira, con un puñado de ellos llegados desde Carballo.
Victoria sufrida, trabajada y de las que hacen poso fue la que lograron los carballeses en la lluviosa tarde del sábado en la villa pontevedresa. Poso para los locales, que si la semana pasada caían por el mínimo margen ante uno de los gallitos de la liga, el sábado lo hacían tras tirar por la borda una renta de 21 puntos en el primer cuarto .Poso para los carballeses a los que le va la marcha y le gustan los partidos apretados, capaces de hacer la gesta de remontar tal diferencia en el marcador. Ninguno de los aficionados al partido podía dar crédito a un inicio tan arrollador de los locales. Capaces de anotar 31 puntos en el primer cuarto ,los jugadores de Otero pasaron por encima de los carballeses en un visto y no visto. Muy buena defensa, una "caraja" monumental de los de Cotelo y contraataques de todos los gustos. Pero fue ajustar la defensa el  técnico carballés, entrar Jorge en su punto de ebullición (35 puntos al final de partido ) y contagiarse el resto del equipo para ir poco  a poco reduciendo una diferencia que parecía insalvable en algo posible de remontar (46-35 al descanso).
La misma tónica siguió tras el paso de los dos equipos por los vestuarios, unos locales a los que el ataque estático no les iba nada bien, donde les costaba cada canasta un mundo y los carballeses que seguían reduciendo la diferencia (55 a 54 al final del tercer cuarto). Y en los finales agónicos los de Cotelo se mueven como pez en el agua, hasta seis jugadores eran capaces de anotar en los diez minutos finales, con un ataque que rozó la perfección (27 puntos anotaron los de Cotelo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario