jueves, 9 de junio de 2016

Luto en el baloncesto gallego por la muerte de Quino Salvo



La muerte de Quino Salvo en la madrugada del martes marcará la agenda del baloncesto gallego de este fin de semana. La federación Gallega de Baloncesto decidió que en todos los partidos de categoría cadete, junior y senior se guarde un minuto de silencio como homenaje a una de las grandes fíguras de este deporte nacidas en nuestra comunidad. Así, en el partido de las cadetes que jugarán la final a cuatro de la Copa Primavera el domingo en Riazor se le rendirá este pequeño pero emotivo recuerdo.



Nacido en Vigo, Salvo disputó 239 partidos en la máxima categoría, pero se formó en el Obradoiro y luego en el Helios zaragozano, con el que llegó a disputar la Liga Nacional desde la temporada 1979-80 hasta la 1982-83. En la siguiente campaña, jugó en el Llíria, que por aquel entonces militaba en la Primera B. Valladolid lo llamaría para formar parte de un mítico equipo en el que se mantuvo durante cinco años (1984-85 hasta 1988-1989). Su paso por el Atlético de Madrid, de nuevo en la Primera B, precedió a sus últimas campañas en la Liga ACB con la camiseta del Caja San Fernando, para finalizar su carrera como jugador en el Askatuak (1992-93).


Como entrenador también desarrolló una interesante carrera, especialmente con el Cantabria Lobos, al que dirigió durante 90 partido en la ACB tras dos ascensos. Huelva, Menorca, León, Los Barrios, Vigo, Palencia, una segunda etapa en el Lobos y una final de tres campañas (hasta 2012) en el Marin Peixe Gallego completan una extensa y sólida trayectoria en los banquillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario