jueves, 26 de septiembre de 2013

Segunda derrota de los cadetes ante el Rosalía:90 a 48


 COPA GALICIA CADETE MASCULINO-JORNADA 2
INSTITUTO ROSALÍA, 90-CB ARTAI A, 48

INSTITUTO ROSALÍA (23+11+22+28): Macanda (4), López (17), Pampín (13), García (22), Sanmartín (10)-cinco inicial-Paz (7), Barros (8), Deza (2) y Armada (3)

CB ARTAI (10+17+15+6): Aítor (8), Antonio (4), Pablo (15), Diego (8), Andrés-cinco inicial-Pozas (1), Fidi (6), Anxo (4), Santi, Adrián y Pablo.

ÁRBITROS: Domínguez y Rilo, ambos de Santiago. Buen arbitraje, sancionaron con 13 faltas a los locales y con 23 a los carballeses. Ningún eliminado por parte local, Andrés, Aítor y Fidi por parte carballesa.

INCIDENCIAS: Buena entrada de aficionados para ver el partido de la segunda jornada, aplazado en su día y jugado en la tarde noche del miércoles en la pista santiaguesa.

Victoria holgada de los locales de Ángel Castro ante un equipo carballés que trató de plantar cara a su rival pero que se desfondó en unos últimos minutos en los que los locales no hicieron más que ir incrementando el marcador. Sobre el parquet compostelano se vio a dos equipos con objetivos diametralmente opuestos para la liga; los locales, fieles a sus señas de identidad, pelearán por el título.Los carballeses tendrán que sudar la gota gorda para evitar el descenso. En lo que se refiere al partido, los carballeses aguantaron el juego local durante los primeros veinte minutos y eso que el primer cuarto dejaba ya diferencias claras para los locales, 23 a 10. Pero la reacción carballesa se vio en el segundo cuarto, donde la defensa zonal y una mayor fluidez en los ataques apretaban el marcador hasta el 27 a 21. Pero si algo tienen los equipos grandes, y el Rosalía lo es, es que a poco que bajes la intensidad, las diferencias se hacen notables, pasándose en los tres minutos finales del segundo cuarto de ese guarismo a un 40 a 27, 13 a 6 de parcial.
El paso por el vestuario no sentó bien a los carballeses, que veían como las diferencia se iban a los veinte puntos. Trataban de frenar como buenamente podían las acometidas locales y con veinte abajo se llegaba al final del tercer cuarto. Y en el último, entre el cansancio, las faltas (eliminados tres de los jugadores carballeses) y el buen hacer local, el marcador se disparaba hasta la diferencia final.


No hay comentarios:

Publicar un comentario